Cable HDMI: Información sobre el High-Definition Multimedia Interface

En esta web queremos exponeros todas las características de los cables hdmi, uno de los más utilizados hoy en día para conectar entre si diversos dispositivos electrónicos.

En informática, recibe el nombre de “cable HDMI” aquel que conecta interfaces multimedia de alta definición, puesto que su nombre procede del inglés “High-Definition Multimedia Interface” (interfaz para la conexión de dispositivos multimedia de alta definición).

Desde la industria, se ha apoyado este soporte de audio y de vídeo digital que sustituye a los tradicionales euroconectores. Gracias a la interfaz promovida por HDMI, este soporte puede funcionar de manera versátil como sintonizador de la TDT, reproductor de formato Blu-ray, tablet PC, ordenador o receptor y monitor de audio y vídeo digital.

Tipos de cables HDMI

Existen varios tipos de cables HDMI. Para que sepas diferenciarlos, vamos a explicarlos detalladamente.

El conector de cable HDMI considerado como estándar, llamado “tipo A”, contiene 19 pines. Existe un segundo tipo de mayor resolución bautizado como “tipo B”, con 29 pines, que aún no ha sido generalizado en el mercado. Este tipo permite comunicar un canal de vídeo en formato expandido con una pantalla de alta resolución, más elevada que la del formato de 1080p.

En el caso del HDMI de tipo A, actúa a través de un enlace simple de DVI como conector de monitores de ordenador y de tarjetas gráficas, permitiendo conectar una fuente de DVI con un monitor.

Cables HDMI conectores

Desde su nacimiento, se han desarrollado numerosas versiones del cable HDMI. La 1.0 nació en diciembre del año 2002, y presentaba una tasa de transferencia de 4,9 gigabites por segundo como máximo. Tres años después, en agosto de 2005, llegaba el HDMI 1.2, que añadía a sus servicios el soporte para One Bit Audio, el formato de audio utilizado en el Super Audio CD. A continuación, en junio de 2006 llegaba al mercado el HDMI 1.3, con la particularidad esencial de aumentar el ancho de banda hasta 340 Mhz, lo que proporcionaba una tasa de intercambio de datos de hasta 10,20 gigabites por segundo. Finalmente, la versión 1.4 de este cable evolucionó desde la resolución FullHD hasta la XHD (extended high definition).




El último tipo de cable HDMI fue presentado este mismo año, el 4 de septiembre. Esta versión dispone de un ancho de banda máximo de 18 gigabites por segundo, y soporta características que son fundamentales para los nuevos requisitos del mercado (32 canales de audio, 1536 khz de frecuencia de audio, entrega simultánea de dos streaming de vídeo, soporte de ángulo de teatro con un radio de 21:9, extensiones de comandos CEC…).

Longitud del cable

Un aspecto muy considerado en el ámbito de los cables HDMI es el de la longitud del cable. Su especificación no ha definido una longitud máxima, aunque es inevitable que se atenúe la señal conforme se aumenta el trazado de su recorrido.

Por el contrario, HDMI sí que ha especificado un nivel mínimo de potencia para sus compuestos, garantizando con ello la calidad del producto y de los servicios ofrecidos. Con todo, las calidades del cable variarán en función de los materiales utilizados para su construcción, lo que ayudará también a aumentar la longitud. En cualquier caso, se ha previsto la corrección de los problemas de atenuación de señal o de interferencia a través de la utilización de un ecualizador adaptativo.

Calidades y ventajas del cable HDMI

La calidad de estos cables se enmarca dentro de dos categorías: la categoría 1 (estándar de HDTV) y la categoría 2 (la de alta velocidad).

Los cables de la primera categoría se han construido con conductores de 28 awg para obtener una longitud de 5 metros, y con conductores de 24 awb para alcanzar longitudes que van desde los 12 hasta los 15 metros. Gracias al establecimiento de esta categoría se ha logrado estandarizar la calidad y la longitud del cable, pudiendo especificar en cada caso cuáles son los formatos admitidos por el cable en función de su sistema de construcción.

cable macho hembraCon lo anteriormente expuesto, se observan diversos factores ventajosos y problemáticos del cable HDMI. Sus ventajas más destacadas son la de ofrecer numerosos formatos de audio y vídeo compatibles gracias al formato de alta definición, el envío de control remoto entre varios equipos y el establecimiento de conexiones bidireccionales donde los dos sistemas que han establecido conexión pueden, al mismo tiempo y de manera simultánea, enviar y recibir información sin que ello ralentice su eficacia y su rendimiento.

El cable HDMI es la alternativa digital a los sistemas analógicos, y esto supone un gran salto en cuanto a calidad y eficacia del sistema montado. Su posibilidad de reproducir una gran variedad de formatos lo hace único en el mercado, a la vez que en cada adaptación se reinventan de nuevo sus usos para ofrecer un mayor número de servicios y posibilidades.

Entre sus principales problemas encontramos que no permiten al usuario del equipo realizar una copia del contenido de audio y de vídeo que se transmite, puesto que el cifrado así lo impide. Además de ello, el conector no resulta demasiado sólido, pues en la actualidad se están utilizando más conectores de montaje en la superficie que a través de agujeros. Esto lo lleva a estar más expuesto a los daños de los agentes exteriores, como puede ser un tropiezo o la caída de un líquido.

Finalmente, los sistemas de instalación encuentran en los cables HDMI un gran inconveniente, como es la falta de mecanismos de bloqueo que garanticen el perfecto estado del dispositivo antes de su apertura.